CSF;S: V. Por el culo te la hinco. Lo que las abuelas dicen de ser feliz 5'

por Bor Cobritas 09/07/2014

CSF;S, responde a las siglas «Cómo ser feliz; siempre». Es el título de una serie de posts en los que busco descubrir dos cosas: qué nos hace felices y qué evita que hagamos lo que nos hace felices.

En cada post, además, hay preguntas para responder, por si alguien quiere ir un poco más allá y ayudarme con este experimento.

¡Sé bienvenido! 😉

———–

Hoy iba por la calle, y de lo contento que estaba, se me puso cara de idiota. ¿Buena señal? Ya lo creo.

Selfie feliciana

Selfie feliciana

Llevamos ya una semana de viaje juntos a la caza de cómo ser felices y… estoy muy feliz. Para lo chiquitín que es Maravillawesome, muchos de vosotros estáis leyendo, respondiendo y comentando, y eso me llena de un montón de cosas buenas. Por sentir conexiones como estas es por lo que empecé el blog. Gracias, gracias, gracias.

Lo que más me gusta es la profundidad y calidad de los comentarios que me están llegando. Vienen directos desde las entrañas de la gente que los escribe, y TODOS tienen una perla de sabiduría (por lo menos) que me deja pensando durante un buen rato. Yo los leo con mucho cariño para que sintáis un poco de calorcito 🙂

Recomiendo echarle un ojo a los comentarios de las 4 entradas (I, II, III, IV); oro puro. Para los vagos, aquí os dejo las perlas de la última entrada:

[piopialo]Yo sé que siento tanto miedo que ni me atrevo a pararme a analizar qué es a lo que tengo miedo…[/piopialo] – Elena

La felicidad y el sufrimiento, en gran medida, nos hacen seres conceptuales, volátiles; pero [piopialo]la autocrítica mesurada nos consolida como realidad.[/piopialo] – Dardo

Me daba miedo el hacer un tema y que fuese un asco. Me daba miedo que mis amigos pensasen que no era bueno, [piopialo]me daba miedo decepcionarme a mi mismo.[/piopialo] – Liam

Hoy tengo ganas de recapitular un poco para asentar las ideas. Y para eso, ¿qué mejor que un vídeo?. Un cortito grabado en la preciosa isla de Lanzarote que dice unas cosas que seguro que os suenan. Debajo va la transcripción del discurso de la abuela con mis partes favoritas en negrita.

«La Espera»

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=mB4ItrJIdig]

Desde pequeños nos convencemos a nosotros mismos de que la vida, después, será mejor. ¿Tú crees que cuando termines tu carrera y encuentres un trabajo serás más feliz que ahora, verdad?

Yo me casé convencida de que, por fin iba a encontrar la felicidad. Pero luego decidí esperar hasta tener mi propia casa; luego, hasta tener mis hijos; luego, hasta que mis hijos fuesen mayores; luego, hasta que me jubilara, convencida de que cada uno de esos deseos era lo único que me faltaba para ser feliz.

Y de esta forma, la vida pasa ante tus ojos esperando el tren de la felicidad que nunca llega.

No me arrepiento de haberme casado y tener hijos. De lo único que me arrepiento es de no haber sabido vivir más intensamente cada uno de esos momentos, y de haberme entristecido por tonterías. Claro que hubo momentos de felicidad, pero me perdí otros muchos por no saber reconocerlos.

¿Sabes lo que he aprendido después de todos estos años? Que la felicidad no llega cuando conseguimos todo lo que deseamos, sino cuando sabemos disfrutar de lo que tenemos. No soñando con el mañana, sino viviendo el hoy. Atesora cada momento de tu vida y recuerda que el tiempo no espera por nadie.

Trabaja como si no necesitaras dinero, ama como si nunca te hubiesen herido y baila como si nadie te estuviese viendo; ya que no hay mejor momento para la felicidad que justamente este.

Si no es ahora, ¿cuándo?

Un montón de cosas que ya sabemos y que no hacemos

Todo esto lo hemos escuchado o leído alguna vez; especialmente el último párrafo. Ese lo he visto con todas las tipografías posibles sobre todos los fondos bucólicos posibles en todas las páginas buenrolleras de Facebook posibles. Y es que dice verdades como un templo.

No esperes a nada para ser feliz; no necesitas nada más. Zambúllete en los buenos momentos y quítale importancia a los malos (créeme, a la larga se pasan), y, sobre todo, ten los ojos abiertos; porque cosas maravillosas podrían estar pasando delante de ti y tú podrías no estarlo viendo.

La felicidad es ahora. No mañana, no dentro de unos meses. Ahora. La felicidad se abre camino en el instante en el que aprendemos a apreciar todo lo que tenemos.

Porque el tiempo se va. Cinco segundos gastados no vuelven nunca. Esos cinco segundos ya no están, y ya que se van a ir, siempre les quedará un mejor recuerdo de ti si estuviste aprovechándolos, y no deseando que se fueran para poder ser feliz entonces.

Ser feliz es…

Llevamos una semana en este viaje y hemos sacado unas cuantas conclusiones:

  1. La felicidad es una elección
  2. La felicidad depende de la expectativa que tengamos de la vida
  3. La felicidad viene cuando somos la mejor versión de nosotros mismos
  4. Para ser feliz, no nos hace falta nada; nos sobra miedo
  5. [piopialo]La felicidad puede aparecer en cualquier momento y hay que saber verla[/piopialo]

Estos títulos me los tengo que currar un poco más; de momento nos hacemos una idea 😉

Tengo el feeling de que estamos muy muy cerca de cerrar la estructura del cómo ser feliz siempre. Con suerte saldrá un número impar y ya será redondo y me pondré a dar palmas. Peeeero mientras tanto:

Homework

Hoy hay una pregunta va a todos los que todavía no han dicho nada:

  • ¿Por qué estás tan callado? ¿Qué te pasa por la cabeza para no decir nada? Puede ser la sensación de que a nadie le importa lo que vas a decir, no querer repetirte o pura vagancia. Sea como sea, sabes que eres bienvenido, siempre y cuando la conversación sea interesante.
  • ¿Vosotros también pensáis que hay que mejorar los títulos de los epígrafes? ¿Se os ocurre alguna idea? ¿Me la prestáis 🙂 ?

Sed felices. ¡Nos vemos pronto!

Igual también te mola