Mis botas 1'

por Bor Cobritas 23/11/2016

Estas son mis botas:

botas

Cuando las compré, no me podía imaginar la trascendencia que jamás tendrían para todos los demás y viceversa. Supongo que la nada de unos es el todo de otros, y viceversa; y que nunca hay que desanimarse por muy infinitésima que se postule la gesta, porque nunca se sabe, y porque al final todos pillamos cacho.

Yo aquí me he venido por los cielos y por la rutina de café, taxi, vino, vienes, voy y ya lo vemos. Es cuestión de elegir el pack de problemas que más te apetece resolver, y el que justifica las malas noches y las indigestiones a traición contra todas las precauciones del prospecto.

Y de que los infinitésimos te den ganas de coleccionarlos hasta crear algo jodidamente grande. Contra todo pronóstico, viento, marea, legaña, agujeta, bostezo y ojera.

Y con un par de botas, claro que sí.

Igual también te mola