Mazo de cosas nuevas 4'

por Bor Cobritas 20/06/2018

Últimamente las cosas están cambiando sin grandes aspavientos; será la edad. Tanto, que mientras pasan no me doy cuenta y una vez que han pasado, también ha pasado demasiado tiempo como para considerarlas novedades y ya no apetece contarlas, pero están ahí, bien presentes, como elefantes haciendo ganchillo con gafas de media luna en la mecedora de tu abuela, y si ya tiene mérito el ganchillo, imagina con esas pezuñas.

Total, que los hitos hay que marcarlos para recordarlos, y aunque sea a toro pasado, voy a contaros mi vida:

Soy un señor rapado

Los 30 me han traído la mediana edad, y con ella dos regalos: el poder denominarme a mí mismo como ‘señor’ y la asunción de mi ya irreversible alopecia. Así el otro día recurrimos a la mínima expresión del cortapelo y me rapé al cero. He pasado de ser un chaval con entradas a un señor rapado. Deciros que fue más alivio que trauma y que tengo un cráneo precioso.

He dejado de levantar cosas que pesan

Seis meses de lumbago después, decidí ir al médico. La buena noticia es que mi dolor parece solo una sobrecarga; la mala, que tengo tres discos lumbares deshidratados —esto es, más espachurrados de lo que deberían, y tan joven no mola. Con esta maravilla, la prioridad ha dejado de ser convertirme en una bestia parda; ahora solo quiero moverme y que no me duela.

Creo que, como humanos, tenemos la responsabilidad de ser todo lo buenos que podamos moviendo nuestro cuerpo. Al fin y al cabo es la herramienta que tenemos para ser partícipes de esta realidad que habitamos, y la mejor forma de explotar esta estancia es ser los putos amos experimentándola y explotar todas las posibilidades que nos brinda esta carcasa de carne y hueso que se nos ha prestado.

Esto significa que a partir de ahora podréis encontrarme en los parques del mundo colgado de una barra y haciendo el idiota.

Vamos a grabar un disco

Ya es extremadamente oficial, Celia es Celíaca nos metemos a grabar disco este verano.

Hemos decidido echar el resto y grabar un disco de verdad —con productor y todo— para sentirnos músicos por lo menos una vez en la vida. Es un orgullo y un placer poder brindarle ese respeto a la música.

Además, a ver, el productor es Jesús Antúnez, el batería de Dover. ¿Sabes? Dover. Mi puta banda favorita de la infancia. Y cada vez que nos vemos, el Bor de hace 20 años no puede parar de gritar “ESTÁS TOMANDO CERVEZAS CON JESÚS ANTÚNEZ PON TU MIERDA JUNTA ESTO ES LA HOSTIA TE AMO”. Pos dios, que fue el primer disco que rock que escuché, hace 20 años, ahí, el Late at Night en bucle y flipando en colores y ahora ese señor ESTÁ TRABAJANDO CON NOSOTROS. ¡VEINTE AÑOS DE INFLUENCIA MUSICAL Y AHORA EL CÍRCULO SE CIERRA! ¡AAAAAAAAAAAAH!

Os hacéis a la idea.

Os puedo decir que son 12 temas, que les estamos poniendo muchísimo amor, sudor, sangre y corazón, que saldrá en invierno, que lo tendremos en vinilo y que esperamos con todo lo que somos que os provoque algo más allá de la planicie emocional del día a día.

Maravillawesome ha muerto (que le he cambiado el nombre)

Maravillawesome es el nombre que tenía este proyecto hasta hace poco. Fue una cosa que empecé hace 5 años y con la que ya no me siento identificado. Viéndolo en perspectiva, me da pena que no quisiera ser yo mismo (Bor Cobritas) desde el principio y me empeñara en parapetarme detrás de un eslogan que no abarcaba más que una pequeña porción de lo que soy. En fin.

Además, era mazo de complicado de escribir, así que a tomar por culo el nombre.

Hago cosas y las comparto en internet porque me gusta hacer cosas y me gusta ver cosas que otros hacen y comparten en internet, así que las comparto en internet por si alguien las quiere ver. Estoy bastante cansado de crear pensando en algoritmos, tendencias y redes sociales en lugar de centrarme en hacer buena mierda porque me gusta. Pasar a ser solo Bor Cobritas es mi forma de darme permiso para crear cosas solo porque me apetece verlas hechas.


Buen día. Sois la hostia,

B.

Igual también te mola