Criptomnesia 2'

por Bor Cobritas 05/07/2018

Hoy se vota una nueva directiva sobre derechos de autor en el Parlamento Europeo. De salir adelante, igual nos quedamos sin Wikipedia y sin memes. Parece ser que, de aprobarse, todo el contenido que se suba a internet tendría que pasar por un filtro de cara a evitar el uso de material de terceros para fines propios a menos que exista un permiso explícito para ello. Digo “parece ser” porque nada en esta vida es enteramente cierto y porque entender bien textos legales es un arte en desuso, así que lo podéis consultar aquí, en los artículos 13 y 14.

Esto evitaría mucho fraude, a la vez que complicaría sobremanera el internet colaborativo, la magia de la remezcla sin fin que es este espacio hiperconectado en el que prácticamente vivimos y la creatividad en sí misma. Porque prácticamente todo está inventado, y cada cosa nueva que sale no es más que una remezcla, consciente o inconsciente de las influencias del artista.

Como en realidad no tengo ni idea, podéis veros este vídeo de Altozano —o cualquiera, todos son geniales— o leeros este libro de Kleon, que lo explican mucho mejor.

La criptomnesia es tener una idea de puta madre, creerte que es tuya y que en realidad solo te estés acordando de algo que viste y que no recuerdas que viste; como plagiar sin querer. Para mí, son solo influencias, más o menos explícitas, regurgitadas con más o menos salero, y que dan resultados más o menos parecidos al original. Como todos vivimos en el mismo mundo y estamos expuestos simultáneamente a un subconjunto común bastante grande de influencias, es normal que muchos terminemos haciendo lo mismo, o muy parecido, pero sin querer.

Como esta foto que me acabo de encontrar por internet:

casa voladora

Que es clavada a una que hice yo hace 2 años:

casa caída del cielo

Y ni es la misma casa, ni es el mismo sitio, ni es la misma foto, ni es la misma época. Muy loco todo.

Solo espero que no nos quiten el poder de crear cosas basadas en otras. Y por todo lo más sagrado, que no nos quiten la Wikipedia.

Igual también te mola