El remedio definitivo para la resaca 4'

por Bor Cobritas 15/12/2013

Sí señores, os traigo la panacea.

Cualquier blog que se precie que hable sobre estilo de vida, productividad, crecimiento personal y todas esas gaitas que de vez en cuando se leen por aquí te dirá lo mismo: no bebas. No bebas, es una perdida de tiempo, es intoxicarse a uno mismo, es ser débil, no merece la pena, no vas a llegar a ninguna parte con eso.

A ver, que sí, que beber no es lo mejor que puedes hacer. Que entre emborracharse a base de vodka del Mercadona y golpearte el hígado con una sartén tampoco hay mucha diferencia. Que sí que es verdad que todos deberíamos aspirar a una vida en la cual alterar nuestro estado de consciencia de forma sistemática varias veces por semana en busca de convertirnos en una persona diferente debido a las frustraciones que sentimos en nuestra vida diaria no fuera necesario.

Sí, sí, todo eso es cierto, y también es cierto que seguimos bebiendo. Porque beber, señores, no es inherentemente malo. Es como todo, según lo uses puede construirte o destruirte, ensalzarte o humillarte, acompañarte o aislarte. Como siempre, la dosis hace al veneno.

Copa de litro

Un mini de rioja, por favor.

Vamos a darle un repaso a las dos caras del bebercio.

Lo bueno

  • Beber con amigos
  • Sentirse ultrasexy con el gintonic ensalada, el martini aceitunero o el copón de tinto
  • Ir a tomar algo y volver a las 7 de la mañana haciendo eses con una sonrisa de oreja a oreja
  • Hacer el idiota sin mesura. Tienes excusa, estás borracho
  • Bailar como si se fuera a terminar el mundo, como si nadie te estuviera viendo
  • Decirle cosas bonitas a la gente aprovechando la exaltación de la amistad
  • Reírse por cualquier tontería hasta que te duele la tripa y te falta el aire
  • Hacerte amigo de todo el mundo que pasa por la calle
  • Soltar piropos salerosos a las mozas (y mozos) de buen ver
  • Coger una guitarra y cantar horteradas a grito pelao con tus colegas
  • Relajarte
  • Dejar volar tu imaginación y llevar tu mente a lugares que no sabías ni que exisían
  • Filosofar sobre la dirección y sentido de la vida
  • Disculparse por fin y arreglar viejas rencillas

Lo malo

  • Dar lastimica con el brick de Cumbres de Gredos, el Almirante con Chupicola o el Knebep con Energy Drink Hacendado
  • Forzar la fiesta y terminar vomitando en un autobús mientras un revisor intenta despertarte en la última parada
  • Ponerse agresivo sin motivo. No tienes excusa por estar borracho
  • Aislarse en la barra del bar por vergüenza a bailar
  • Insultar a la gente aprovechando la borrachera
  • Enfadarse por cualquier tontería y hacer una montaña de un grano de arena
  • No poder vocalizar de lo extremadamente borracho que vas
  • Acosar a las mozas de buen ver. No seas pesado
  • Coger una guitarra e irte a aislarte a una esquina de la fiesta en plan cantautor profundo
  • Tensarte
  • Convertirte en una ameba de la sobreintoxicación que llevas
  • Repetir lo mismo uuuuna y otra vez
  • Echar en cara viejos rencores

Lo mejor

Al final la mayoría de estas maravillas etílicas se pueden conseguir sin beber ni gota. Todo lo de estar con gente, sentirse bien, decir cosas bonitas, abrazar, filosofar, pensar más allá y a través de la realidad, relajarse, reírse o dejarse llevar, todo todito se puede hacer sobrio. Menos lo de ir a por pan y volver de amanecida; eso es más complicado.

Cualquiera que me conozca sabrá que en cualquier momento puedo salir con cualquiera de estas perlitas, con varias o con todas a la vez. Lo único que me hizo falta en su día fue ver que se podía y hacerlo siempre que me apeteciese.

Sí, bebo de vez en cuando, y me cojo unas mierdas de campeonato. Lo que sí que intento es saber por qué lo hago y disfrutarlo al máximo.

El remedio definitivo contra la resaca

Venga va, has bebido, te has puesto hasta las cejas, te lo has pasado como los indios y acabas de llegar a casa. ¿Cómo paliamos la resaca al día siguiente?

  1. Bebe agua. Mucha. Más. 1/2 litro mínimo, 1 litro mejor, 2 litros ideal
  2. Lávate los dientes y quítate esa sensación de bocachancla de una vez
  3. Tómate algo para el dolor de cabeza. Aspirina, ibuprofeno, paracetamol… la que mejor te vaya
  4. Come algo si tienes hambre. Una vez volví de fiesta con un par de amigos y nos hicimos una pizza de jamón cubierta de 6 huevos revueltos y bacon. La resaca fue inexistente

Si sigues estos 4 pasos te levantarás jodido y será un día un poco para tirar a la basura, pero por lo menos no te querrás suicidar.

 

Y ahora, vámonos de cañas.

Igual también te mola