Este blog no tiene sentido 3'

por Bor Cobritas 23/03/2015

Este blog no tiene sentido; transmite un mensaje que no va acorde con el mundo en el que vivimos.

Sin sentido

Al fondo a la derecha

Te dice que transgredas, que sueñes, que vivas más allá y que hagas otro montón de cosas mucho más difíciles que quedarte en el sofá viendo la tele. ¿Y total, para qué? Si al final te vas a morir igual y te va a dar lo mismo haber encontrado el secreto de la vida que no. Si no lo encuentras, te vas a frustrar, y si lo encuentras, ya no tendrás nada que hacer y además nadie te va a creer, porque eso del secreto de la vida no existe.

Otra cosa sería que realmente entendieras el secreto y vieras que toda la magia está en disfrutar del viaje y pasártelo pipa haciendo cosas imprevisibles y un poco feas a priori.

Cogiendo un coche que se cae a trozos y largándote a alguna parte rumbo norte, durmiendo en ermitas encantadas, comiendo latas de atún en gasolineras perdidas de la mano de dios, bailando más que andando, cantando más que hablando y olvidándote de todo menos de reírte. O en volverte loco por algo absurdo que te hace sentir vivo y que deja de ser absurdo por ello, y enamorarte hasta las trancas, dejar de dormir y consagrar tus noches y tus ojeras a ver cómo crece. O en las pequeñas absurdeces de estar vivo; conocer gente y hacer cosas raras con ellos como si les conocieras de toda la vida, y sentir que son cosas normales solo porque las hacéis juntos, y de repente ser como hermanos de gilipolleces mientras el mundo os mira envidiosos de la complicidad.

Yo qué sé, cosas raras y feas y muy bonitas e íntimas a la vez.

Si entiendes eso, no estarás aquí, porque lo estarías viviendo, y si no lo entiendes, en realidad te da lo mismo que te lo cuente, porque esas cosas hay que vivirlas. Por mucho que te describa a qué sabe un escalofrío en el fin del mundo, sentirte invencible justo después de creer que no podías seguir, un primer beso, una abrazo cuando te hielas por dentro, la primera birra fría del verano, la sensación de que todo encaja años después de haberle llorado el Ebro, o cualquier otra milonga que es tan bonita que no se puede escribir sin faltarle al respeto, va a dar igual.

Porque no me vas a creer, y te va a dar igual, y te vas a largar cabreado creyéndote que me estoy quedando contigo.

Pero te digo que no, que estas cosas pasan, y que son jodidamente bellas, y que muchas veces lo único que querrías es escribir tan bien que pudieras saltarte las letras y solo pintar emociones en los corazones de la gente que te mira, y así hacerles sentir bien, y tú sentir que por fin has hecho algo que merece la pena. Pero como no se puede, 99 veces de cada 100 me quedo con cara de pasmarote delante del portátil, comiéndome mi inspiración mojada en una mierda y viendo como eso que tanto anhelaba ha vuelto a no pasar.

Pero, hey, esa vez que lo consigo, cómo mola. Y entonces sí que tiene sentido.

————

Foto: www.strangepolice.com

Igual también te mola