Los Callos 1'

por Bor Cobritas 27/06/2016

Los que tenemos tendencia a levantar cosas que pesan y colgarnos de sitios, somos propensos a tener manos dignas de labriego (que no labrador; los labradores son perros), y está bien. Porque tener marcas de esfuerzo es tener marcas de belleza cuando el esfuerzo te ha convertido en una versión mejor de ti mismo.

Llámame friki (que lo soy), pero me gustan estas cicatrices, callos, lesiones, heridas y demás ocurrencias colaterales, porque son el símbolo de que soy un borrico cabezón que las pasa putas si la ocasión lo merece. Son como una medallita interna que te recuerda todo el rato que puedes, y siempre sienta bien saber que puedes; sobre todo cuando te crees que no.

Igual también te mola