Mindfucks: Frases que te cambian la vida 3'

por Bor Cobritas 07/04/2015

mindfucks

De vez en cuando, llega a mis oídos la típica perlita que me desmonta todos mis esquemas y cambia la forma en la que veo el mundo para siempre. Suele ser una frase casual, dicha de cualquier forma por un interlocutor completamente ajeno a la que se está liando en mi cabeza; una de esas que no sabes lo importantes que van a ser para la persona que la está escuchando.

Y es que, al fin y al cabo, las mejores cosas de la vida siempre aparecen de repente; cuando menos te las esperas y cuando más las necesitas.

It is always now

«Siempre es ahora». Esto lo leí en el blog de Sam Harriss. Midfuck en toda regla.

Hablaba de mindfulness, de la consciencia plena, de estar en el momento y de por qué es tan rematadamente importante para nuestras vidas. Pues bien, por la sencilla razón de que, cada instante de nuestra existencia, es ahora mismo.

El pasado es solo una colección de recuerdos, posiblemente falsos, y el futuro, un puñado de ensoñaciones. Lo único de verdad es lo que está pasando justo ahora mismo, esa escena de la que estás siendo partícipe. Y esto se repite todo el rato.

Estamos viviendo en un continuo instante que, cuando intentas predecirlo ya está siendo y cuando quieres entenderlo ya no está.

Al final, la vida es como una ola

Esta es la conclusión de mi madre después de disertar durante sus buenos 10 minutos sobre su experiencia en la vida, el amor y la muerte. La prueba viviente de que la sabiduría la tienes en casa.

Como yo la entendí, hay que subirse en la cresta de la ola y dejar que fluya. Igual que no puedes controlar las cosas que te pasan, uno no puede crear olas; pero puedes hacer lo mejor de ellas y surfearlas como solo tú sabes.

No es tanto atrapar el momento como dejar que el momento te atrape

Viendo Boyhood, apareció esta maravilla.

Es como un toque de atención para todos los obsesos que nos empeñamos en esforzarnos por disfrutar de las cosas que nos pasan como con saña y mala leche. Hey, no hay que forzar.

Técnicamente, no puedes abarcar algo más grande que tú, así que, ¿por qué no relajarse y dejar que ese «algo más grande» te atrape a ti?

Aprende de tus padres hasta que puedas aprender de tus hijos

Dicho por mi padre, es una frase que se demuestra a sí misma. Creo que todavía me queda mucho que aprender.

No dejes que tus sentimientos se conviertan en pensamientos

Una buena amiga nos describió sus primeras clases de yoga como la cosa más complicada que había hecho en su vida. Se ve que, en la primera o la segunda clase, hubo un momento en el que lo estaba pasando tan mal que decidió que lo dejaba; que no volvía.

Ahí llegó la profe y lo dijo: «no dejéis que vuestros sentimientos se conviertan en pensamientos». Creo que mi amiga se sintió un poco violada telepáticamente; mindfucked, vamos.

Los sentimientos son relativos; dependen totalmente de cómo los enfoques. Dolor, angustia, incertidumbre, incomodidad… solo son manifestaciones de que estamos fuera de nuestra zona de confort. Es desagradable, sí, y también es donde pasa toda la magia.

Al final, cada uno decide.

Say less

Ante la duda, di menos. La gente se entiende mejor con abrazos.

——-

Estos son los mindfucks que más y mejor me han jodido la cabeza. ¿Cuales son los tuyos?

——-

Foto: Corey Seeman

Igual también te mola