Sin cookies y a lo loco 1'

por Bor Cobritas 22/12/2018

A día de hoy, soy el orgulloso poseedor de una web sin cookies, sin banners y sin nada más que contenido. Por no tener, no tengo ni estadísticas de visita a la web, y es que me la sopla. Estoy aquí como en los 90, solo que con mejor conexión y un portátil más cuco.

Este pequeño exorcismo es un recordatorio de mí para mí de que lo único importante para un mindundi con un blog es tener un espacio limpio donde publicar cosas y que otros puedan leerlas si quieren; todo lo demás son datos para los anunciantes. Y a los anunciantes no les gustan las cosas bonitas, solo las concurridas.

Igual también te mola